El día de…

Siempre hay un día de algo. Hoy era el día de la mujer. Pero, ¿no es acaso banal el llegar a tener un “día de”? Seguro empezó como el reconocimiento a esa minoría oprimida, como un intento de remediar los años de indiferencia, pero a estas alturas del partido, todo es “día de”. ¡Si hasta el día del trabajo ha perdido fuerza!

Creo que uno de los principales problemas con los “días de” es que sirven para seguir enfatizando el carácter de minoría de los festejados, como las marchas por el orgullo gay; se entiende que por fin se pueden expresar libremente, pero así como se puede celebrar la homosexualidad, también se podría celebrar la heterosexualidad, ¿no? O el día del niño; no hay día del adulto. Y claro, hay una  minoría que necesita reconocimiento, pero ese reconocimiento parece estancarse en el “día de” y confórmense porque más logros no van a tener.

Muchas mujeres (y también hombres) celebraron hoy. Para mí, en cambio, todos los días pueden ser una celebración de ser mujer y todo lo que ello implica; y lo mismo pasa con ser niño, ser gay, ser madre o padre.

¿Día de la mujer? ¿Y qué hago con los otros 364 que no son mi día?

Celebremos: The Beatles, “She came in through the bathroom window”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: