Here, There and Everywhere

Aquí hay protestas por todos lados. Hay un movimiento estudiantil que está en paro nacional hoy. Piden educación de calidad libre y gratis, y arrastran las carencias de un modelo impulsado en dictadura que hoy, 30 años después, aún está en vigencia. Aparte, hay movilizaciones sostenidad de grupos ambientalistas que se oponen a las (pobres) políticas medioambientales que tenemos en Chile. Estas manifestaciones agrupan personas comunes y corrientes mayoritariamente que piden parar las construcciones de represas en el sur, termoeléctricas en el norte y extracción de carbón en Magallanes, entre otras cosas. También están los subcontratistas de El Teniente que llevan más de 20 días en paro junto con un grupo de mujeres que están en huelga de hambre en apoyo a las demandas de los trabajadores. Piden mejoras en los salarios y las condiciones laborales, como siempre lo han pedido desde que el mundo es mundo y en este país se explotan yacimientos mineros. Además hay erupciones volcánicas, pésima calidad del aire, un ministro de educación que lucra con ella (en contra de la ley), un ministro de economía que cree que repactar deudas unilateralmente es un accidente financiero, y un ministro de hacienda que cree que un sueldo mínimo de $185.000 pesos es mucho.

Allá, fuera de Chile, también hay protestas. La cosa empezó en Egipto, cuando los egipcios se levantaron contra el régimen de Mubarak. Luego pasó a Siria, Líbano y Libia (donde aún no terminan), entre otros y terminó llegando a España donde hace un mes los indigandos acamparon en la Puerta del Sol en Madrid y extendieron el descontento al resto del país y Europa. El fin de semana hubo una acampada en Turquía; hace dos días hubo paro de profesores en Inglaterra, y ayer hubo protestas en Grecia. Hoy, lejos de Europa, hay protestas en China y Birmania.

En todos lados está quedando la crema. La gente está cansada de que le sigan mintiendo, de ver como gobernantes inescrupulosos se llenan los bolsillos y a ellos no les dejan ni uno, de ver como destruyen sus ecosistemas con la promesa de un mañana mejor que solo les traerá hambre y destrucción, dejando las ganancias para compañías multinacionales que están coludidas con los gobiernos de turno. La gente pide una democracia real, que los represente y los incluya en las decisiones que se toman a nivel país, porque lo que los gobernantes hacen tiene directa incidencia en las vidas de las personas, tanto de los que los eligieron como de los que no. Es la gente la que sale a la calle hoy.

Y Ud., Sr. Lector, ¿saldrá también?

____________________________________

John Lennon, “Power to the People” 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: