Ese tipo de humor

Hoy leí la carta que Andrés Caniulef– periodista de Canal 13– envió a El Mercurio a propósito de la última rutina de Yerko Puchento en Vértigo la semana pasada. En esa ocasión, el personaje al que todos conocemos por reírse de la gente famosa, tuvo un momento de mofa hacia Caniulef en el cual no solo se rió de su orientación sexual sino también de su origen mapuche.

Hace tiempo que no veía una discriminación así de fuerte en televisión hacia un descendiente directo de la etnia, y si tomamos en cuenta cómo están las (casi inexistentes) relaciones entre el estado, la sociedad chilena y la sociedad mapuche, creo que la rutina se pasó de todo límite.

A mí me encanta el sarcasmo y mucho de lo que digo va siempre teñido de ironía, pero creo que ser sarcástico con nuestras etnias originarias (y las del mundo, en general) y también con los homosexuales, no es chistoso; mucho menos cuando eso se hace en televisión, pues independiente de la opinión que uno tenga, esa opinión no se ve igual cuando aparece en los medios. Hablamos de una sociedad inclusiva, pero tenemos este personaje que todos aman/odian para decir todo lo políticamente incorrecto y que nos haga reír diciendo todo lo que nosotros no diríamos porque nos mirarían mal. ¿Es eso inclusivo? Solo porque sea Yerko Puchento pareciera que no es tan grave, total es un personaje y no Daniel Alcaíno el que lo hace, pero el Sr. Alcaíno sabe lo que tiene que decir en su libreto, y puede perfectamente decirle a su autor “esto es mucho, no podemos decirlo”. Es más, no entiendo cómo se pudo reír o pensó que su rutina sería chistosa una vez que leyó el libreto. Y aparte estaba lleno de fallas como el supuesto idioma que hablaba (un par de palabras y la deformación de otras, todas mezcladas) y el hecho de que un supuesto niño mapuche escribiera un diario en mapudungún, siendo que son educados en español y aprenden a leer y a escribir en español, no en su lengua materna.

¿Hasta cuándo seguiremos con estos contenidos en TV? ¿Cómo el canal y los editores de contenido siguen pasando esto por alto? Los animadores tampoco hicieron mucho, pues los “saludos” al pueblo mapuche que lanzó Martín Cárcamo en medio de las risas fueron casi tan malos como la rutina “humorística”.

¿No fue suficiente ya que amonestaran a Chilevisión por las rutinas de Mauricio Flores y Oscar Gangas en el Festival de Viña hace un tiempo? Ya hay un precedente claro de que hay límites para reírse del otro, y si a eso le agregamos que muchos no lo encontramos chistoso, ya sería hora de parar con este tipo de humor– si es que puede llamarse así.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: